Veneno de escorpión, ¿próxima quimioterapia?


wingo

La primera tarea consistió en atrapar los escorpiones Tityus macrochirus. Clara Andrea Rincón fue a perseguirlos por las veredas de los municipios de Cáqueza, Choachí y Fosca, en Cundinamarca. Casi siempre de noche. Porque son animales nocturnos y huidizos. Atrapó unos 45, cuidándose de que ninguno le clavara el aguijón en el que esconden una poderosa toxina.

En el viejo y blanco edificio del Departamento de Química de la Universidad Nacional, donde estudia un doctorado en química, les encontró una…



Leer mas en Ecos del Combeima

Comments

comments

Deja un comentario

Share This